Una auditoría energética estratégica

La auditoría energética: una herramienta estratégica para la empresa

> Misiones > Auditoría energética

Las empresas con más de 250 empleados o que cuentan con unos ingresos superiores a 50 M€ con un balance anual superior a 43 M€ deben hacer una auditoría energética cada 4 años. Se trata de la aplicación de la directiva europea sobre eficiencia energética 2012/27/EU, cuya reglamentación francesa ha implementado su primer plazo el 5 de diciembre de 2015.

Las empresas que hayan implementado un sistema de gestión de energía certificado con la ISO 50001 están exentas de esta obligación.

Por supuesto, las pymes que no están sujetas a esta obligación pueden beneficiarse de las ventajas de este enfoque estructurado.

Las ventajas de la auditoría energética

La auditoría energética es una herramienta muy útil para la empresa

¿ Qué importancia tiene la auditoría ?


La auditoría energética expresa la realidad del consumo energético de una entidad determinada y las recomendaciones de acciones de economías de la energía y de la integración de energías renovables. Más allá de su carácter obligatorio, es una herramienta muy útil para realizar una verdadera optimización de su eficiencia energética con un enfoque lo más global posible de su Energy Performance, anticipándose y cumpliendo la normativa.

Un auditoría energética implica dos grandes entregables :

  • una visión detallada del consumo energético de la entidad auditada (o, cómo y con qué objetivo ha sido consumida la energía en la planta?),
  • un plan de acciones de 2 a 4 años.

 

El perímetro de la auditoría energética

Una auditoría energética cubre al menos el 80% de la facturación energética de la empresa

 

¿ Cuál es el perímetro a auditar ?


Cabe citar como ejemplos del perímetro de una auditoría energética los vinculados a:

  • al edificio (iluminación, calefacción, climatización),
  • a los procesos industriales,
  • al transporte (flota propia de vehículos).

Este perímetro debe cubrir al menos el 80% del importe de la facturación energética de la empresa.

 

 

El método participativo como base de la auditoría energética

El secreto de una auditoría energética de éxito : el método participativo

Un método participativo demostrado


En Orygeen, utilizamos un método participativo que permite la auténtica aplicación del know-how.

Aplicamos el método EPS (« Energy Potential Scan »), desarrollado en Holanda y llevado a cabo en el marco de los acuerdos de la industria en Bélgica, conforme a la normativa Europea NF EN 16247 (1 a 4).

Este método destaca sobre las auditorías clásicas porque:

  • el consultor, facilitador y catalizador de los conocimientos técnicos internos de la empresa, trabaja en estrecha colaboración con los recursos internos de la empresa auditada;
  • el cálculo de los consumos y la optimización energética proviene de la empresa auditada.

Todo esto permite obtener:

  • una auténtica calidad técnica en el trabajo, ya que los recursos internos de la empresa son los que realmente conocen las instalaciones y son los que, asesorados por el consultor, analizan los cálculos y generan las ideas;
  • un alto nivel de aceptación de las ideas perfiladas, que provienen de dentro de la empresa y no de fuera;

La mejora del funcionamiento energético de la empresa perdura más allá de la partida del consultor, ya que sus contactos internos durante la auditoría siguen en la empresa una vez finalizada.

En concreto, Orygeen actúa en 2 tiempos para:

realizar el diagnóstico y el análisis profundo de los consumos de energía (ECA o Energy Consumption Analysis) con el fin de obtener un marcador de consumo para uno o varios años y definir índices de eficiencia energética fiables

identificar acciones de mejora energética (Scan’s) y evaluar su rentabilidad económica y su viabilidad técnica para definir el plan de acción propuesto a la empresa auditada

Más allá del carácter obligatorio de la auditoría reglamentaria cada 4 años, las empresas que no están obligadas pueden realizar un diagnóstico sistémico para identificar auténticas palancas de optimización, mejorar su eficiencia energética y contribuir a la consecución de sus objetivos medioambientales.